Claves del éxito de nuestras croquetas

1. Calidad de la materia prima

Para nuestras croquetas, utilizamos los mejores y más saludables ingredientes en la elaboración de nuestras riquísimas croquetas. Ingredientes frescos y naturales que vienen de proveedores que, al igual que nosotros, velan por la calidad y cuidan sus procesos productivos.  Nuestras croquetas no llevan ni colorantes ni conservantes pues buscamos que el resultado sea como si se hicieran en casa.

Así mismo, y al no utilizar saborizantes, somos generosos en la inclusión de la materia prima principal. Todas llevan en torno a un 20% de su ingrediente principal ya sea jamón, puerro, bacalao…

Además rebozamos con panko, un pan rallado japonés, que aporta un crujiente extra y absorbe menos aceite consiguiendo un resultado menos grasiento y más ligero.

2. Calidad del proceso

Nuestro proceso productivo une artesanía con industria.
La parte artesanal aporta el mimo necesario para que el producto sea igual al que se haría en casa. La parte industrial nos da la precisión para lograr un producto siempre homogéneo y que cumpla con los requisitos técnicos. A su vez, utilizar las ventajas de lo industrial, nos permite alcanzar el volumen para abastecer toda nuestra demanda.

Por último, le damos mucha importancia a la congelación pues interviene muy directamente en la calidad del producto. Por ello congelamos con nitrógeno líquido para que nuestras croquetas se congelen a la mayor velocidad preservando así sus propiedades como el primer día.

3. Calidad del producto final: Nuestras croquetas

Nuestras croquetas han sido avaladas por críticos gastronómicos y galardonadas por el Instituto del Sabor y la Calidad de Bruselas.
Todos los que las prueban destacan su increíble cremosidad, así como su potente sabor pues llevan una gran cantidad de ingrediente principal. Además resultan muy ligeras pues están rebozadas con panko que absorbe poca grasa y a su vez le aporta un crujiente espectacular.

4. Responsabilidad en el envío y transporte

Enviamos tu pedido en transporte con temperatura controlada para no romper la cadena de frío. Entregamos en un plazo de 24 a 48 horas.

5. Conservación (temperaturas y días)

Las croquetas duran 12 meses en el congelador (-18ºC) y aguantan perfectas en fresco hasta 3 días en la nevera (0º a 4ºC).


Comprar Croquetas

Croquetas saludables

Nuestras croquetas no engordan tanto como tú crees!
Te detallamos, de más a menos, las calorías que contiene cada ración de 100 gramos (una ración, 4 unidades):

4 unidades de chistorra = 239 kcal
4 unidades de pollo al curry = 238 kcal
4 unidades de jamón = 227 kcal
4 unidades de queso azul = 224 kcal
4 unidades de bacon y parmesano = 221 kcal
4 unidades de boletus = 218 kcal
4 unidades de pollo asado = 210 kcal
4 unidades de jamón y queso = 209 kcal
4 unidades de bacalao = 205 kcal
4 unidades de puerros = 196 kcal
4 unidades de marisco =189  kcal
4 unidades de espinacas =180 kcal
4 unidades de trufa =171 kcal

Como verás las croquetas de pescado/ marisco y las vegetales son las menos calóricas además de ser muy saludables.

Nuestras croquetas también tienen un alto contenido en proteína (a excepción de las croquetas vegetales pues éstas contienen más hidratos de carbono). También son una fuente importante de calcio puesto que contienen entre un 60 y un 65% de lácteos. No contienen azúcares añadidos a excepción de las croquetas de pollo al curry , marisco y pollo asado.

Por todo ello son un alimento apto para niños y mayores.

Freír las croquetas

Vídeo: Alberto Chicote nos enseña como freír y darles el punto exacto


Freír croquetas no es complicado si se sabe cómo. Por eso desde aquí os damos unas instrucciones sencillas para que os resulte muy fácil hacerlas y que os queden siempre perfectas.

Sartén o freidora:

La freidora es práctica ya que se ensucia menos y podremos tener mejor control de la temperatura del aceite . Hay que procurar que el aceite esté lo más limpio posible para que así, las croquetas, no se impregnen de otros sabores.

Si optáis por hacerlas en sartén el aceite deberá cubrir las croquetas por completo.

Temperatura:

La clave es la temperatura, tanto de las croquetas como del aceite.

Si introducís las croquetas congeladas en el aceite, la temperatura del mismo bajará, por lo que en lugar de freírse, las croquetas tenderán a cocerse. Puede ser que en este punto se abran y por tanto pierdan su relleno. Por este motivo, si vais a freírlas congeladas, os recomendamos que echéis pocas unidades (unas 4-6) para que  la temperatura del aceite no baje drasticamente.

Si disponéis de tiempo, es aconsejable descongelar 1 hora antes de freír. De esa manera la temperatura del aceite no bajará tanto y la fritura será más uniforme.

El aceite debe estar muy caliente. Entre 180ºC y 190ºC.  Las croquetas así se freirán más rápido y absorberán menos aceite.

Tiempo:

El tiempo de freír depende de cómo os gusten. Para nosotros están perfectas en menos de un minuto pues adquieren un dorado perfecto. Si las queréis más tostadas podéis dejarlas algo más.

Otro consejo para que queden perfectas es no mover la cesta de la freidora o la sartén mientras se están cocinando para evitar así que se rompan.

Una vez listas, escurrirlas en papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

5 Tips para freír bien las Croquetas:

  • Abundante aceite debidamente caliente. No moverlas.
  • Vigilar el tiempo para sacarlas justo en el momento.
  • Sacarlas sobre papel absorbente.
  • Asegúrate de que han quedado cremosas y sedosas.
  • Resultado: una masa delicada envuelta en fina coraza.


Trucos
Errores que no debes cometer al freírlas

Variedades: ¿Ya conoces todas nuestros sabores? Aquí los tienes.


Acepto

Este sitio utiliza cookies para ayudar a la navegación, si navega por este sitio acepta su uso.